Testimonio de una víctima de la sequía