Es lamentable, no ordené que lo asesinen, aseguró Guasico