El Gobierno tiene una política muy extractivista, lamentan