Indígenas tuvieron que bloquear para ser escuchados