Ciencia y Tecnología
Análisis sobre este popular segmento
Opinión: el crossover, el vehículo ideal para Bolivia

Valorar esta noticia: 
Average: 5 (1 vote)
Domingo, 24 Septiembre, 2017 - 20:35

Por Javier Nemer García, analista automotriz para Motores Bolivianos

Las opiniones vertidas por el autor de esta nota no compromete la línea editorial de Erbol Digital.

Hace más de tres décadas hubo un suceso que sacudió al mercado automotriz en el mundo entero: la creación y posterior comercialización del SUV (Vehículo Utilitario Deportivo, por sus siglas en Inglés). Este vehículo es típicamente conocido como “Vagoneta” en nuestro medio.

Surgió de la idea de combinar las características de los tradicionales Jeeps (vehículos todo-terreno de tres puertas, con motores grandes y con doble tracción, que comúnmente compartían plataformas con camionetas) y los turismos (vehículos de cinco puertas, con mucho espacio interior, construidos sobre plataformas de sedanes).

Como resultado, el típico SUV es un vehículo de cinco puertas, con un generoso espacio interior, un considerable despeje del suelo, un motor grande y potente, doble tracción (al menos como opción), y la capacidad de ser conducido en todoterreno. Ejemplos de estos vehículos son las primeras generaciones del Ford Explorer y el Jeep Cherokee, y todas las generaciones del Toyota 4Runner.

Esta combinación resultó ser tan exitosa que, en la década de los 80, estos vehículos comenzaron a inundar las carreteras de EE.UU. y, posteriormente, del resto del mundo. Eran ideales para todo tipo de situación y reemplazaban el trabajo que previamente era realizado por dos tipos de vehículos muy distintos entre sí.

Sin embargo, muchos conductores comenzaron a utilizar sus SUVs únicamente dentro de las ciudades y para realizar viajes por carreteras, dejando así de necesitar todo el potencial que provenía de sus potentes motores y su capacidad todoterreno. Al mismo tiempo, incrementos en el precio de los combustibles a nivel mundial y bajones en las economías fueron factores que todavía le otorgaban un importante valor al sedán y al turismo ya que, en su mayoría, eran más accesibles y contaban con motores más pequeños y económicos.

20170914_113716-2

Cuestión de tiempo

Adelantándonos una década en el tiempo, como resultado de los elevados precios y niveles de consumo de combustible del SUV, nació el vehículo más popular de la década actual: El CUV (Crossover Utility Vehicle, por sus siglas en inglés), conocido también como Crossover. Crossover significa un cruce o combinación, en este caso entre un SUV y un sedán. Son vehículos que comparten plataformas y trenes motrices con sedanes y cuentan con distintas características de SUVs, dependiendo del modelo.

Los hay de distintos tamaños y clases, pero todos con el mismo fin: hacerlo todo en uno. Todo en uno significa tener el espacio suficiente para poder transportar de cinco a siete pasajeros más carga y contar con el despeje del suelo y la capacidad necesarias para (eventualmente) salir de la carretera; todo esto con un desempeño pensado para la ciudad, bajo consumo de combustible y precios más bajos que los de un SUV (aunque no en todos los casos). Esta fórmula es actualmente la ganadora en el mercado automotriz a nivel global.

Existen diversas formas de categorizar a los crossovers de acuerdo a su tamaño, características o precio. El rango va desde vehículos similares al Suzuki SX4 hasta la actual generación del Ford Explorer (las primeras generaciones de este modelo estaban basadas en arquitecturas de camioneta, mientras que la actual está basada en la de un sedán, lo que la clasifica como Crossover). Para tamaños intermedios, se pueden citar como ejemplos el Renault Duster, el Nissan Qashqai y el Mitsubishi Outlander, entre otros.

En cuanto al mercado Boliviano, considero que el Crossover es actualmente el tipo de vehículo más importante, especialmente en sus segmentos pequeños y medianos (su crecimiento en popularidad y ventas respecto a otras clases de vehículos lo demuestran). Esto se debe a numerosos factores, como ser sus bajos precios en relación a los de muchos SUVs (un claro ejemplo es el Renault Duster, que tiene un precio inicial incluso menor al de varios sedanes en el mercado).

20170914_113707-2

También influyen sus bajos niveles de consumo de combustible, ya que generalmente están disponibles con motorizaciones de cuatro cilindros y capacidades de entre 1.600 y 2.500 centímetros cúbicos.

Y un tercer factor muy importante es el lamentable estado de muchas calles y carreteras en el país, las cuales privan a conductores de sedanes y otros vehículos con bajos despejes del suelo de transitar libremente con ellos por donde lo requieran, sin ocasionarles daños ni desgastes irregulares.

Como resultado, con una economía que priva a gran parte de los compradores potenciales de vehículos de comprar un SUV, y muchas calles que pueden deteriorar rápidamente a vehículos con poco despeje del suelo, el Crossover es la opción de vehículo de pasajeros ideal para Bolivia.

Sólo recomiendo a los futuros compradores de Crossovers considerar que éstos generalmente no cuentan con la resistencia ni con la capacidad todo terreno de las “Vagonetas” que muchos conocíamos anteriormente, por lo que deben ser más cuidadosos cuando los saquen del pavimento.

MÁS NOTICIAS
Valorar esta noticia: 
Average: 5 (1 vote)