Deportes
Liga de Campeones
Barcelona de la mano de Messi derrotó a Juventus
Lionel Messi se saluda con Dembelé.

Valorar esta noticia: 
sin votos aún
Martes, 12 Septiembre, 2017 - 18:06

Un extraordinario Leo Messi, autor de dos goles y colaborador en otro, fue el factor desequilibrante en el Barça-Juventus (3-0), ya que en el estreno europeo del equipo azulgrana firmó una soberbia actuación, seguramente en el mejor partido desde que Ernesto Valverde dirige al conjunto barcelonés.

Los barcelonistas sufrieron en el primer tiempo, pero todo cambió tras el gol de Messi al límite del descanso. En la segunda mitad, el Barça ofreció sus mejores momentos, comandados por Messi y con Iniesta, Rakitic y Busquets liderando el juego.

De salida, el equipo de Massimiliano Allegri llevó el partido a su terreno desde el primer minuto. Cedió espacios y buscó la velocidad terminal de Douglas Costa y de Dybala a la contra. A los azulgranas les costaba crear, no filtraban pases y la zaga juventina, sin Bonucci (Milán), Alves (PSG) ni Chiellini (lesionado), además no sufría en exceso.

A los de Valverde les faltaba velocidad de ejecución. Más allá de alguna jugada al espacio de Dembélé, en su primera titularidad, o de Semedo por la derecha, de algún desborde de Messi o de Iniesta, a los azulgranas se les veía con pocos recursos y cada vez que tenían que sacar el balón jugado desde atrás, lo hacían con muchas dificultades.

Al final, prácticamente en la última acción del primer tiempo, el Barça le pagó a los turineses con la misma moneda que habían utilizado los de Allegri hasta entonces. En una recuperación, Messi combinó con Dembélé, condujo desde el centro del campo, hizo la pared con Suárez y desde la frontal del área grande cruzó el balón ante la mirada de Buffon (1-0).

Los de Allegri nunca se sintieron cómodos en el nuevo papel y el Barça ofreció sus mejores momentos de la temporada, controlando la situación ante un rival que ya no tenía las ideas tan claras como en el primer tiempo.

El carácter desequilibrante de Messi fue decisivo. Después de ver una amonestación en el minuto 54, por exigir una amarilla al árbitro, el argentino intervino en el 2-0, obra de Rakitic, quien aprovechó un balón suelto dentro del área (min.55).

El Juventus corrió tras el balón y esa fue la demostración de lo que había cambiado en el partido. Messi, en el minuto 62, estrelló el balón en un poste de la meta de Buffon tras el lanzamiento de una falta y en el 69, el argentino, en una jugada colectiva, marcó el 3-0.

 

Messi culminó una acción iniciada por Alba y a la que puso su sello Iniesta con una asistencia magistral. El diez azulgrana resolvió el partido con un remate que pilló a Buffon a contrapié (3-0, min.69).

(Agencias)

MÁS NOTICIAS
Valorar esta noticia: 
sin votos aún