Indígenas
Agmed Ali:
“Hay aymaras y quechuas que se convierten al Islam”
Presidente de la Asociación de la Comunidad Islámica de Bolivia y representante de la mezquita Yebel an-nur, Agmad Ali.

Valorar esta noticia: 
Average: 3 (4 votes)
Domingo, 20 Abril, 2014 - 10:35

Por Andrea Estéfany Caballero

Agmad Ali es el presidente de la Asociación de la Comunidad Islámica de Bolivia y representante de la mezquita Yebel an-nur, que está en Miraflores, en la calle Corrales, esquina Plaza Uyuni de La Paz. Agmad detalla aspectos poco conocidos de esta religión, al menos por los bolivianos y las bolivianas, y lanza críticas contra Irán. Señala que hay aimaras y quechuas que se convierten al Islam y explica por qué no aceptan gays ni el matrimonio entre una musulmán y un no musulmán. También describe el papel de la mujer en el mundo del Islam

Andrea Caballero (AC).- ¿Desde qué año está la comunidad en Bolivia?

Agmad Ali (AA).- La comunidad en Bolivia debe tener más o menos unos 35 años, esta no es la primera comunidad, hay una primera comunidad que está en Santa Cruz fundada por el hermano, que Alá lo tenga en su gloria, Maqmud Amer. Allí en Santa Cruz hicieron una mezquita, un lugar de oración donde se juntan todos los musulmanes y empiezan a practicar la oración, para hacer negocios, matrimonios, entierros, etc.

AC.- ¿Cada cuánto se reúnen y qué es lo que hacen en esas reuniones?

(AA).- Los musulmanes nos podemos reunir cualquier momento, pero la reunión importante para las oraciones son los días viernes, nos juntamos para hacer en comunidad la oración porque esa oración es muy fuerte y a Alá (Subjana waTa'Ala), a Dios todo poderoso le gusta que el musulmán se junte para hacer una sola oración. Todos los viernes se hace esta oración mirando hacia la Caba, es en dirección hacia donde más o menos nace el sol. 

En el mundo cuando se hace el Yumá el día viernes, los musulmanes en todo el mundo lo están haciendo, por ejemplo en Sudamérica, casi en su totalidad lo hacen casi a la misma hora y a esa misma hora es de noche, en otro país están también haciendo oración. Siempre hay una fuerza de oración en todo el mundo. Como le dijeron al profeta Muhammad (Salla Allahu Alaihi Wa Salam) “profeta ¿cuándo será el fin del mundo?”,  “Bueno el fin del mundo va ser cuando el sol salga por el otro lado, si hay un musulmán orando en el mundo no habrá fin del mundo”, es un dicho que tiene el profeta Muhammad.

(AC).- Todos los musulmanes de Bolivia ¿son descendientes o hay bolivianos que se han convertido?

(AA).- En realidad el Islam es universal, no es de un sector, no es de Arabia Saudita, por ejemplo. En porcentajes, los árabes un 20% son musulmanes, los demás profesan la religión judía, cristiana, son ateos etc., mas los musulmanes son de este otro lado, no son árabes, es por eso que el musulmán puede ser chino, sudamericano, europeo, no tiene definido el lugar. 

El musulmán adopta esta religión no porque uno le haya ido  a decir “mira este es el Islam, tienes que entrar porque si no vas a ser castigado”; la gente lee, investiga las cosas y vienen y entran al Islam, por convicción de ellos. En el Islam no se pide diezmos, no vivimos de la religión vivimos para la religión, trabajamos para la religión. No es necesario ser árabe para ser musulmán, el Islam es universal.

(AC).- ¿Ha habido alguien de la cultura quechua o aimara que se haya convertido a la religión musulmana?

(AA).- Sí, hay muchos. Vino una muchacha que estaba estudiando en Estados Unidos, también Comunicación Social, pero ha venido a hacer su investigación  aquí sobre los musulmanes en Bolivia. Ahí ha visto como una mujer que es aimara se convierte al Islam, ha hecho un seguimiento a su vida de ella, porque ella es oriunda del Lago Titicaca y además, que ha empezado a estudiar Medicina. Entonces, es una cosa rara que le pareció a la señorita ésta, dijo “hay musulmanes así”. En Potosí, no recuerdo el nombre del pueblo, pero hay dos personas quechuas que son musulmanes, vienen a visitarnos cuando traen sus negocios y están en la comunidad y ellos también habían sabido hacer su Salad, ya no con dos dice que ya son una cosa de cinco, es algo increíble porque ya van formándose, aquí en el altiplano también hay.

(AC).- Las personas más o jóvenes o recién iniciados ¿siguen estas tradiciones o no quieren cumplirlas? 

(AA).- No, siguen las tradiciones. Es un esfuerzo que hacen ellos, eso se llama el chihab, luchan contra todo eso, porque vemos aquí por ejemplo en nuestro país (Bolivia), que es por excelencia alcohólico, o sea que el joven está luchando contra eso. Nuestros muchachos, tienen sus amigos, están ahí, saben que farrean, entonces ellos salen de ese lugar y salen a otro lado, también ya les han comprendido que son musulmanes, saben que no toman, no los obligan a tomar. Estamos en este lado donde tenemos que convivir con la gente, tampoco se les puede echar, digamos “nosotros somos cerrados y estamos aquí, fuera ustedes de nuestra vida”, no es así, tenemos que convivir con la gente.

(AC).- ¿Un o una musulmán puede casarse con un o una no musulmán?

(AA).- Un musulmán varón con una no musulmana si se puede casar. Una mujer no puede casarse con un no musulmán porque el hombre tiene arraigado esa cuestión del Islam, entonces, puede guiar a la esposa no musulmana cómo hacer las cosas islámicamente, tampoco puede obligar a su esposa a que sea musulmana pero da el ejemplo y la mujer no musulmana acata lo que él está haciendo, porque no está haciendo nada malo. En cambio, no está permitido que una mujer se case con otro que no sea musulmán, porque ese otro hombre va decir: “a mí me gusta farrear y tú tienes que farrear, a mí me gusta ir a una preste y tú también vas”, y la mujer musulmana dice: “no yo tengo que estar aquí porque…”, “qué me interesa, tú vas”, y va y obligando a la esposa a ir.

(AC).- ¿Y qué pasa si la mujer se enamora de un hombre católico que no toma y los dos están enamorados?

(AA).- Como decíamos hace rato, nosotros cumplimos la ley del Corán, ahí está escrito de que no está permitido. Sí, hay cosas que han sucedido, una mujer con un hombre católico, pero éste viene y dice “yo quiero ser musulmán me gusta la religión”, empieza a estudiar la religión, se vuelve musulmán y se casa por la religión islámica.

(AC).- ¿Aceptan gays o lesbianas dentro de su religión? ¿Está prohibido que un hombre ame a otro hombre?

(AA).- Está prohibido, porque si vemos desde el comienzo de la creación, Dios todo poderoso crea a un hombre y a una mujer, no hay tercero o un cuarto sexo. Entonces, habíamos hablado que ellos están para procrear, tener hijos, para construir el mundo. ¿Qué si se casan dos mujeres o varones también? ¿Qué de la humanidad? Si ellos están propagando… hasta la misma prensa: “es bueno, hay que dejarlos a ellos hacer lo que piensan”. Si fueran todos gays o lesbianas no habría humanidad tampoco, no habría procreación, la humanidad se vacía, ¿qué es lo que puede ocurrir?

En el Corán dice: solamente hombre y mujer es admitido. Ha habido cosas,  hay pero siempre se han mantenido al margen, siempre han estado no vistos para que no den ese mal ejemplo a otra gente. Qué tal si un hijo tuyo, o de otra persona, que está yendo en la calle y dos gays ahí agarrados de la mano y besándose, ¿el niño qué dice? “Ah, esto es normal”, va ir a su clase o donde están sus amiguitos, lo va a agarrar a uno y lo va a besar, porque está viendo esas cosas. Es una cosa que no debería estar en los spots publicitarios. Si hay esas cosas que lo hagan, pero que lo hagan en un lugar no público, porque eso no es bueno. 

Yo he conocido a varios gays con los que he hablado, pero han sido señores que eran, pero nunca se han presentado así al público, yo he visto he hablado con ellos, son buenas personas, pero no en el Islam no van a poder entrar, han venido aquí “¿en el Islam aceptan a los homosexuales?”, no. 

(AC).- Si un hombre gay quiere entrar en esta religión porque le gustan los valores ¿no se le acepta?

(AA).- No se le acepta, que vaya y que lo haga en otro lado, pero no entra. De repente por ahí, no sabemos,  por ahí hay alguno que es gay, pero no dice que es, pero está ahí, solamente Dios es el único que sabe toditas esas cosas. Pero en el Corán está prohibido que se casen o sean pareja entre dos hombres o entre dos mujeres.

(AC).- ¿Por qué se dice que en la menstruación no se le permite a la mujer ir a la Mezquita a rezar?

(AA).- No, puede rezar la mujer. Lo que pasa es que cuando está en su periodo menstrual es “preferible” dice, no es “prohibido”, es preferible que se quede en su casa. O sea no está prohibiendo de frente. La mujer sufre de dolores, está ahí sufriendo en la Mezquita y se pone incómoda, es preferible que esté en su casa, haga sus oraciones ahí, no hay problema. Pero no está prohibido. 

El único que sabe es Dios, que la mujer está así. No va a ir: “hermanos estoy con mi periodo”, ella ya sabe qué es lo que tiene que hacer; entran ahí no le vamos a (preguntar) “¿hermanita usted está con su periodo?, ¿sí? Entonces no entra”, no.

Andrea Estéfany Caballero es estudiante de la carrera de Comunicación Social de la Universidad Católica Boliviana

 

El musulmán cree en un solo Dios, el católico tiene muchas deidades

Representante de musulmanes en Bolivia critica a Irán

Un hombre puede tener 4 esposas, pero una mujer sólo debe tener un esposo

 

MÁS NOTICIAS
Valorar esta noticia: 
Average: 3 (4 votes)