Internacional
Elecciones parlamentarias
Italia inicia nueva era política con resultados inesperados
El candidato a premier del Movimiento 5 Estrellas, Luigi Di Maio. Foto/Clarín

Valorar esta noticia: 
sin votos aún
Lunes, 5 Marzo, 2018 - 10:18

Con el triunfo de la protesta y los euroescépticos y la derrota del partido Democrático gobernante y de los conservadores europeístas de Silvio Berlusconi, Italia inició una nueva era política, la de la Tercera República, con los resultados de las elecciones generales parlamentarias de este domingo que estaban siendo escrutados anoche.

Ha sido resonante el triunfo del Movimiento 5 Estrellas del cómico genovés Beppe Grillo, que presenta como candidato a primer ministro al joven Luigi Di Maio que, según las proyecciones de esta madrugada, acumulaba el 32,5% de los votos, con una victoria arrasadora en el sur de Italia. El otro ganador es el xenófobo Matteo Salvini, de la Liga Norte, que logró el 16,2 por ciento de los sufragios, concentrados en el próspero norte, desplazando del liderazgo de la alianza de centroderecha al tres veces primer ministro conservador, Silvio Berlusconi, que durante veinte años ha sido el punto de referencia hegemónico en la vasta área de la destra.

El escrutinio avanza lentamente y recién al mediodía de este lunes habrá -y no es seguro- resultados definitivo. Pero los datos demuestran que de las urnas no ha emergido un ganador con la mayoría absoluta para gobernar sólo las cámaras de 630 diputados y 315 senadores.

La victoria de Salvini frente a Berlusconi en votos debe ser corroborada por el número de legisladores que ha logrado cada grupo, porque lo que cuenta para formar un gobierno en un régimen parlamentario son los diputados y senadores.

El triunfo de Salvini tiene un sabor amargo para los democráticos porque el voto a la Liga Norte tiene un contenido racista contra los inmigrantes. Salvini es un extremista de derecha, admirador de la líder neofascista francesa Marine Le Pen, que esta madrugada festejó en su blog que “la Unión Europea va a pasar una mala noche”. Salvini ha basado su campaña electoral en la agresión a los inmigrantes, con la promesa -si se convierte en jefe del gobierno- de expulsar a diez mil africanos y asiáticos por mes.

El jefe de la Liga exige ahora a Berlusconi que cumpla el pacto mediante el cual el socio de la coalición de las derechas que obtenga más votos es el primer ministro. Berlusconi, que no puede ser elegido porque está inhabilitado por una condena judicial por fraude fiscal, anunció que su elegido es Antonio Tajani, el presidente del Parlamento Europeo, que seguirá aferrado a ese cargo en el futuro por falta de alternativas mejores.

Salvini sostiene que el presidente de la República, Sergio Mattarella, debe ahora convocarlo a él como candidato de la coalición que ha obtenido más votos, el 36%. Pero el triunfo del Movimiento 5 Estrellas con el 32,5% -que lo confirma como el primer partido de Italia- puede convencer al presidente que es a Luigi Di Maio al que debe dar un mandato explorativo.

La situación es mucho más complicada de lo que suponían todos porque estas elecciones han producido un cambio que es histórico en la sociedad italiana. El presente y el futuro están sobrecargados de malos presagios. La protesta antisistema es mayoritaria en el país y contragolpea contra la Unión Europea, desbordada de preocupaciones por lo que pasará con la tercera potencia de la UE, detrás de Alemania y Francia, séptima potencia económica mundial y segunda nación manufacturera de Europa Occidental después del socio germano.

El Movimiento Cinco Estrellas se muestra ganador en Italia: "Todos deberán hablar con nosotros"

Nadie se atreve a sostener la voluntad de retirar a Italia, fundador de la Comunidad Europea, de la Unión de Bruselas. Pero se viene una tormenta en los mercados y en las Bolsas, con mucha gente asustada por lo que pasa en Italia.

Formar un nuevo gobierno va a ser muy difícil después de los resultados electorales de ayer. Se ha debilitado con el desastre sufrido en las urnas por el partido Democrático y la izquierda la hipótesis de dar vida a un nuevo Ejecutivo de unidad nacional confirmando al premier Paolo Gentiloni, que es del PD. Las maniobras han comenzado para convencer a los líderes de 5 Estrellas que el peligro que viene de la extrema derecha aconseja aceptar alianzas para hacerse cargo del gobierno. Una ardua tarea. La Tercera República nace en medio de una borrasca histórica.

TOMADO DE CLARIN

MÁS NOTICIAS
Valorar esta noticia: 
sin votos aún