Política
Ve complicidad de Evo en esa pérdida
Silala: Diputado estima que en 10 años Bolivia no cobró Bs250 MM
Canales artificiales conducen las aguas al norte chileno. Foto / La Razón

Valorar esta noticia: 
sin votos aún

Miércoles, 23 Marzo, 2016 - 14:05

El diputado opositor del Partido Demócrata Cristiano, Horacio Poppe dijo este miércoles que  durante los últimos diez años, Bolivia dejó de cobrar a Chile al menos unos 250 millones de bolivianos por el uso ilegal de las aguas del Silala.

El asambleísta puso en duda la verdadera intención de una eventual demanda internacional, instruida por el Jefe de Estado, porque entiende que el anuncio sólo tiene el propósito de soliviantar el ánimo cívico de los bolivianos en el Día del Mar.

Poppe dijo que parecería que Evo Morales recién se enteró que Chile hace usufructo ilegal  de las aguas del Silala, cuando desde el 2005 “no fue capaz de sentar soberanía” para destinar el agua al consumo humano interno.

Estimó que al norte de Chile pasan 13 millones de litros por día y 5 millones de metros cúbicos al año. Si sólo se cobraran 5 bolivianos por metro cúbico, al año Bolivia debería recibir 25 millones de bolivianos y tomando en cuenta sólo los últimos diez años, Morales dejó de cobrar a Chile cerca de 250 millones de bolivianos, manifestó. 

“Si Evo no cobra seguramente es que hay un trato entre él, Chuquicamata, Codelco y las grandes empresas mineras de Chile”, afirmó al recordar que del cien por ciento de las aguas que pasan al norte chileno, el 60% va a Chuquicamata, la mina de cobre más grande del mundo y el 40%  a Antofagasta, para alimentar el funcionamiento de otras empresas.  

Advirte que si Gobierno lleva a una corte internacional, estaría colocando al Silala en la categoría de río internacional, cuando todos los bolivianos saben que esas aguas nacen en 96 bofedalesque foman el manantial Silala de Potosí, y que fueron desviadas por canales artificiales construidos por la  empresa ferroviaria inglesa Bolivian Railway en 1904.

Sugirió que en el marco de una soberanía nacional, el Gobierno se decida por el uso para consumo humano, tal como inicialmente se había planteado la Gobernación de Potosí, o finalmente asumir un cobro directo a Chile.

Lamentó el rol del vicepresidente Álvaro García Linera cuando aseguró que no cobraron a Chile porque el Comité Cívico de Potosí (Concipo) se opuso, sin considerar que las aguas del Silala no es propiedad solamente de Potosí, sino de todos los bolivianos y el hecho de no haber cobrado, afectó a todo el país.


Valorar esta noticia: 
sin votos aún