Política
Asegura que volvería a expulsar a Quiborax
Mesa a Morales: “Si cree que me amedrenta, se equivoca”
Mesa brindó conferencia de prensa este viernes. Foto: ERBOL.

Valorar esta noticia: 
Average: 5 (7 votes)

Viernes, 25 Mayo, 2018 - 18:24

Luego de ser implicado y denunciado en los casos Lava Jato y Quiborax, el expresidente Carlos Mesa manifestó que Evo Morales ordenó una “estrategia de demolición” de su imagen, sin embargo, advirtió al primer mandatario que si cree que lo amedrenta con esas acciones, se está equivocando.

En la última semana, la presidenta de la Comisión que investiga el caso Lava Jato, Susana Rivero, anunció que se rastreará las cuentas de Mesa por su actuación en la contratación de la empresa Camargo Correa, y después el Procurador, Pablo Menacho, informó que se ha presentado una denuncia contra el exmandatario por el Decreto con que expulsó a la empresa Quiborax, lo que -tras un litigio- cuesta al Estado 48,6 millones de dólares.    

Mesa señaló que con esas acciones del oficialismo se confirma que es objeto de una persecución política. Afirmó que Morales controlas los órganos Ejecutivo, Legislativo y Judicial, además del Ministerio Público, lo cual conforma una “gran maquinaria” ante la que sólo queda comportarse con valentía.

“Si el gobierno del Presidente Morales cree que el uso de los Órganos del Estado bajo su total control para destruirme políticamente, me amedrenta, se equivoca. Con la verdad como arma no hay amenaza que doblegue mi espíritu y mis convicciones democráticas”, aseveró.

Defendió su decisión de expulsar a Quiborax en 2003. Recordó que la empresa chilena se estaba aprovechando de la explotación de ulexita en el Salar de Uyuni, e incurrió en infracciones como negarse a dar información a Impuestos, declaraciones fraudulentas de su exportación y daño económico al Estado.

Reconoció que durante su mandato pudieron existir errores de procedimiento de autoridades encargadas del tema, pero aclaró que en el gobierno de Eduardo Rodríguez Veltzé emitió otro Decreto que anuló el suyo por deficiencias jurídicas pero ratificó la decisión principal: la expulsión de Quiborax en defensa de los recursos naturales del país. Mesa sostuvo que volvería a tomar esa determinación, a la que calificó de patriótica.            

Para el expresidente, la Procuraduría al denunciarlo pretende evadir su responsabilidad por la “desastrosa negociación” y deficiente defensa del Estado que derivó en que se deba pagar los 48 millones de dólares a la empresa Quiborax, cuando ésta invirtió menos de un millón en Bolivia. Aseveró que toda la defensa de este caso, que terminó en una derrota jurídica, se hizo enteramente durante la gestión de Evo Morales.

Manifestó que el Gobierno vive en el “mundo del revés”, porque se autoelogia sus nacionalizaciones que costaron al país mil millones de dólares, además de pasivos de las empresas absorbidas, pero por el contrario tipifica como delito la expulsión de la empresa chilena que se aprovechaba del Salar. Señaló que el Procurador debería levantar su acusación porque lo que se hizo en el caso Quiborax fue defender los recursos de Bolivia.

 


Valorar esta noticia: 
Average: 5 (7 votes)