Política
Llamó a dialogo a 38 días de huelga indefinida
Martínez ve rasgos racistas y conservadores en médicos
Ministro de la Presidencia, René Martínez. Foto/Comunica

Valorar esta noticia: 
sin votos aún
Sábado, 30 Diciembre, 2017 - 13:45

El ministro de la Presidencia, René Martínez, tildó este sábado a los médicos que cumplen 38 días de huelga general indefinida de "elementos racistas y conservadores",  además los acusó de utilizar  adjetivos peyorativos en contra de la recientemente formada Confederación de Médicos de Bolivia, que se constituye en una organización paralela al Colegio de Médicos de Bolivia.

En la víspera  el presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea, aseveró que el contenido de una carta enviada por los médicos de base, señala que los participantes son médicos dependientes del Ministerio de Salud y que fueron obligados a asistir, a riesgo de perder su fuente de trabajo. Dijo que  esto era una prueba de la manipulación del Gobierno que busca enfrentamiento entre los médicos. 

Larrea anunció que si logran conformar la Confederación del Gobierno, los fundadores y los miembros del ente paralelo, serán expulsados de los colegios médicos departamentales. 

En contrapartida Martínez reiteró que las puertas están abiertas al dialogo con los galenos y advirtió que la movilización del Colegio Médico se "dirige a una ruta crítica con dos efectos negativos para los médicos: la primera es la abierta politización de un sector importante de la sociedad con elementos racistas y conservadores, y la segunda es el daño irreversible a decenas de miles de ciudadanos privados injustamente de su derecho a la salud y a la vida".

El Ministro hizo notar que mientras la Organización Mundial de la  Salud  (OMS)  llama a los médicos a dialogar y reconoce que Bolivia transformó  su sistema de salud, políticos prófugos como Carlos Sánchez Berzaín difunden mensajes de guerra sucia en contra del artículo 205 y el Código del Sistema Penal.

Martínez insistió que la huelga general de los galenos pone en riesgo la vida de al menos 10.000 pacientes impedidos de ser sometidos a cirugías programadas y al menos 800.000 privados de atención médica en el sistema de salud.

Dijo que desde que comenzó la huelga del Colegio de Médico, sus dirigentes hicieron conocer varias propuestas contradictorias.  “Primero conocimos que habían suscrito un acuerdo para la aprobación del artículo 205 y luego pidieron su derogación, con el argumento de que fueron rebasados por sus bases”, recordó Martínez.

Luego, pidieron la abrogación del Decreto Supremo 3385 que crea la Autoridad de Fiscalización y Control de la Seguridad Social de Corto Plazo y los Subsectores Público y Privado de Salud.

Posteriormente cambiaron de demanda y exigieron la renuncia de la Ministra de Salud, Ariana Campero, para después demandar la abrogación íntegra del Código del Sistema Penal.

Más tarde, anunciaron sus renuncias masivas. “Pero se trataba de un simulacro de renuncia, porque no dejaron los ítems”, dijo Martínez. En otro cambio de demanda anunciaron que quieren una nueva ley de salud, para después pedir diálogo con el presidente Evo Morales sin condiciones.

“Cuando aceptamos ese diálogo sin condiciones, ellos cambiaron su posición nuevamente y condicionaron que mantendrán sus medidas de presión”,  concluyó.

MÁS NOTICIAS
Valorar esta noticia: 
sin votos aún