Regional
Lodo, agua, piedras y mazamorra
Tiquipaya: triste panorama y llanto en rescate de bienes
Las calles siguen inundadas de agua y lodo. Foto/Carmen Challapa

Valorar esta noticia: 
sin votos aún
Jueves, 8 Febrero, 2018 - 16:17

Mazamorra, piedras y agua a todo paso y llanto se vive por segundo día en las calles, avenidas y humildes viviendas de la población de Tiquipaya, donde padres, madres e hijos intentan  rescatar los pocos bienes de sus viviendas afectadas por el desborde del río Tiquipaya, según reporte de radio Pío XII de la red Erbol.

Con los pies y manos llenos de barro, la gente observa impotente sus viviendas, donde el lodo permanece, al igual que cientos de hombres movilizados en grupos emergencia, para enfrentar uno de los peores desastres que vive desde el pasado martes esa población de Cochabamba.

Los puntos críticos se presentaron en  las avenidas 4to Centenario y 16 de julio, donde el Gobernador de Cochabamba, Iván Canelas, visitó nuevamente la mañana de este jueves para hacer seguimiento a las operaciones de asistencia civil.

Entrevistado por Pío XII, uno de los vecinos relató que al frente de su domicilio, muchas casas se cayeron, otros perdieron hasta el techo y los que pudieron, ayudaron a sus vecinos a rescatar sus enseres.

“Necesitamos ayuda para que la gente pueda sacar lodo de sus casas y que se dé una solución al desborde del río, porque las operaciones de ayer no fueron solución. La mazamorra igual ingresó con  piedras gigantes. Hay mucha gente afectada que está sufriendo y llorando”, declaró.

Voluntarios reparten, agua, panes y fruta a hijos de los damnificados, mientras sus padres sacan puertas, ventanas y otros objetos de sus casas, ante el temor que en cualquier momento vuelva la lluvia y el lodo.

Algunas viviendas en el Distrito 5 continuaban con el lodo hasta el techo por donde caminan sus propietarios para sacar sus bienes que son acumulados sobre la calle.

La zona fue catalogada como un punto crítico por la gran presencia de la mazamorra que no logra ser controlada por la  maquinaria.

Una mujer explicó que algunas familias no lograron sacar ni una cuchara de sus viviendas, por tanto no tienen nada para cocer sus alimentos ni dormir.

MÁS NOTICIAS
Valorar esta noticia: 
sin votos aún