Regional
“Parece una pesadilla”, dice un comunario
Las ranas del lago Titicaca mueren por la contaminación
Ranas gigantes fueron alladas muertas y agonizantes e la Isla Pata Patani
Ranas muertas y algunas en agonía en la Isla Pata Patani.

Valorar esta noticia: 
Average: 4 (10 votes)

Viernes, 24 Abril, 2015 - 19:12

Edwin Conde Villarreal
Cronista del Siglo XXI

Los grandes anfibios o ranas gigantes (Telmatobius culeus), únicos en el mundo y que habitan en las profundidades del lago Titicaca, mueren y agonizan en la superficie a orillas de la isla Pata Patani por la carencia de una política ambiental estatal seria que evite la contaminación del recurso hídrico con los miles de litros de aguas residuales provenientes de El Alto, Laja y Viacha, que ingresan cada día a la región lacustre.

Las ranas gigantes o jach’a jampatus (grandes sapos en aymara) sólo habitan en el fondo del lago Titicaca, nunca las podemos ver en la superficie, esto no es posible creerlo algo pasa con las aguas”, exclamó el comunario de Pata Patani, Teodoro Mendoza, quien recogió descalzo y con sus propias manos los anfibios que se encontraban muertos y agonizantes debajo de las algas a orillas de la isla.

El color del agua del Titicaca en el sector, ahora verde y mal oliente, no fue un impedimento para que el comunario continúe con la recolección de los especímenes de telmatobius que agonizaban y morían. “Parece una pesadilla, se ha producido un desequilibrio con la naturaleza que afecta a nuestra Kochamama o Madre del lago”, dijo el isleño.

 

Emisiones mortales

Entre las emisiones de aguas negras que ingresan al lago Titicaca, a través del río Katari hasta la bahía Cohana, se encuentra de todo: aguas residuales domésticas, de los mercados, de hospitales, de postas sanitarias, industrias, mataderos y de operaciones mineras de Milluni y Viacha.

A ello se suma el lixiviado -líquido altamente contaminante que se origina por la acumulación de grandes cantidades de residuos sólidos o basura- que salen del botadero de Villa Ingenio.

Mendoza en escasos minutos, caminando en un trayecto de 15 metros en una de las orillas de la isla Pata Patani, en el lago Menor o Huiñaymarka del Titicaca, logró reunir más de una veintena de ranas muertas, mientras que la brisa maloliente ya afectaba su labor.

“Es necesario que las autoridades del Estado lleguen hasta aquí y registren este hecho que puede expandirse y afectar también a los peces”, aseveró el comunario que intentaba explicarse la razón del desastre ambiental.

Continuaba con la recolección hasta que encontró un espécimen con casi 15 centímetros de largo en desintegración, pero en el que se podía identificar su cabeza y parte del resto de su cuerpo.

La isla Pata Patani al igual que las otras no muy distantes del lugar como Suriqui, Quehuaya y Pariti guardan restos arqueológicos provenientes de la cultura Tiwanaku que en la época prehispánica realizaba grades ceremonias rituales por las bondades ecológicas de la naturaleza.

Las ranas gigantes o telmatobius son anfibios únicos en el mundo que habitan en el lago Titicaca, se encuentran en peligro de extinción y fueron clasificados por primera vez por el oceanógrafo francés Jacques-Yves Cousteau en 1969 cuando se sumergió al Titicaca con el uso de dos minisubmarinos.

El gran anfibio se adecuó al lago, respira a través de sus pliegues de piel, por lo que no tiene necesidad de ascender a la superficie.

Mientras tanto el lanchero, Wálter Arratia, que observaba desconcertado la recolección de ranas muertas, dijo que, “existen leyes a favor de las comunidades y de sus culturas, que también defienden a la naturaleza, por lo que tenemos que hacer prevalecer nuestros derechos”.

Por otra parte, según estudios de la Liga de Defensa del Medio Ambiente, (LIDEMA), la planta de Puchukollo en la ciudad de El Alto no abastece ni tiene la capacidad de depurar los miles de litros de aguas residuales. Existen aproximadamente más de 112 kilómetros cuadrados afectados en el Titicaca.

Anuncios de entidades estatales

En 2014, la Secretaría de Madre Tierra de la Gobernación de La Paz, que cuenta con el Estudio Integral Técnico Económico Social y Ambiental (TESA) en el Titicaca, propuso la construcción de una planta purificadora a orillas del lago con un financiamiento de 45,5 millones de bolivianos.

Por otra parte, el Ministerio de Medio Ambiente y Agua informó la anterior semana, de forma contradictoria a la otra instancia estatal, que se implementarán acciones de gestión de residuos en las localidades de El Alto, Viacha, Pucarani, Laja y Puerto Pérez.

El desastre ambiental registrado en una de las orillas de la isla Pata Patani ocasiona del deterioro del hábitat acuático y terrestre, además de destruir los ecosistemas afectando en esta oportunidad a las ranas gigantes.

 

 

 


Valorar esta noticia: 
Average: 4 (10 votes)

MÁS NOTICIAS