Seguridad
Excedente probable para narcotraficantes
Coca: 25 mil Tn para acullico ¿de las 39 mil a cosechar?
Presidente Evo Morales. Foto/archivo digital

Valorar esta noticia: 
Average: 4.7 (3 votes)
Miércoles, 1 Marzo, 2017 - 12:53

-Rolando Carvajal, especial para Erbol

Con Bolivia aún en Carnaval y batida la última resistencia de una mitad de los cocaleros contra  la presunta preferencia presidencial hacia productores de esta hoja del Chapare, Cochabamba, vinculados al mercado no legal de la cocaína, el gobierno se esmeraba por justificar el aumento de cultivos de coca, de 12 mil a 22 mil hectáreas, de las cuales una porción significativa podría llegar al narcotráfico.

De acuerdo con estudios de Naciones Unidas al 2016 y versiones de cocaleros de Yungas en La Paz efectuadas la pasada semana, esas 22.000 hectáreas de superficie cultivada con cocales representaban un potencial de cosechas por un volumen de casi 40 mil toneladas métricas de hoja.

Es decir, 10.000 más que las calculadas por el gobierno, que prevé un consumo tradicional de 25.000 toneladas.

El excedente, ahora de entre 10.000 y 14.000 toneladas, probablemente se destina al narcotráfico, según diversas estimaciones, entre ellas el último Informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC). En 2014, el representante de la ONU señaló que el 91 % de la producción del Chapare no pasaba por el mercado legal de Sacaba, Cochabamba.

Precisamente en Cochabamba, el presidente Evo Morales, quien a su vez preside a los cocaleros de este departamento, sostuvo ayer martes que el cuestionado aumento de cocales “impulsará el mercado legal para la hoja” y la industrialización  según reporte de ANF, mientras que la estatal ABI destacaba que el mandatario restó autoridad a las críticas de “la derecha”.

“Ellos no tienen ninguna moral, ninguna autoridad. Cuando la derecha estaba en el gobierno ¿cuántas miles de hectáreas había?: 37.000 hectáreas de coca”, dijo el mandatario.

En carta abierta al país, 150 intelectuales y profesionales que habían rechazado la nueva ley aun sin promulgar, advirtieron que beneficiará a un sector delincuencial con más de 11.000 toneladas de coca, colocando a Bolivia en la esfera internacional como tolerante al fortalecimiento del narcotráfico.

De promulgar la norma, el Presidente “estaría incurriendo en el delito de tráfico de influencias, toda vez que aún funge como presidente de las seis federaciones de productores de coca del trópico de Cochabamba”, observaron.

“En cualquier caso, es inmoral aprobar una ley para beneficio propio”, anticiparon.

Sectores adversos a la política cocaleras del presidente Morales, coincidieron en las última horas en que la nueva ley a ser promulgada por el mandatario "favorece y legaliza" al narcotráfico y que no se cuenta hasta ahora con una seria justificación gubernamental sobre el volumen legalizado (83 %) y apuro con que fue sancionada por las bancadas  oficialistas.

Hasta el martes al mediodía el presidente Morales no se había  referido a las consecuencias de  la nueva legislación, pero el expresidente Jorge Quiroga twiteó: Gobierno de Evo festejó "carnaval cocalero congresal" legalizando coca del Chapare para producir cocaína.

 "De manera sorpresiva, previo a los feriados nacionales por las fiestas de Carnaval, las dos cámaras de la ALP se apresuraron en aprobar la Ley General de la Coca, tras confrontaciones entre productores de coca de los Yungas de La Paz y del trópico de Cochabamba quienes, al parecer, sólo velan por intereses sectoriales y corporativos sin tener en cuenta el interés nacional”, refirieron este martes intelectuales y profesionales.

Luego de una semana de protestas y centenares de detenciones  aproximadamente 33 mil cocaleros de los Yungas paceños  terminaron aceptando  el pasado jueves 23, un acuerdo para aumentar a 14.300 sus hectáreas, en tanto el gobierno legalizaba otras 7.700 hectáreas para el Chapare cochabambino.

“El Jefe de Estado dijo que los políticos de la derecha están en desacuerdo con esa distribución porque pretenden que se elimine el cultivo de la hoja sagrada en todo el país”, consignó ABI.

"Quieren que la Ley 1008, del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas, siga. Y de acuerdo a la 1008 coca cero en toda Bolivia, incluido Yungas de La Paz", agregó según la agencia estatal considerando “que el consumo interno para el masticado (pijcheo) se incrementó en los últimos años, a pesar de que los gobiernos neoliberales impulsaron que esa práctica sea penalizada internacionalmente”.

“Nos dejaron al país con pijcheo satanizado… hemos ganado una lucha internacional” para despenalizarla, sentenció, según ABI.

RENDIMIENTO: ¿BAJON REPENTINO? 

Según se desprende de recientes declaraciones del ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico,  el índice de productividad o rendimiento de los cocales habría bajado a  1.4, aunque el reporte UNODC-2016 promediaba dos toneladas de coca por cada hectárea cultivada: 1.3 para Yungas paceños y 2.7 para el Chapare cochabambino.

.

 

"Hemos hecho una proyección de cuánto necesitamos al 2017; de acuerdo a los estudios que se tiene de la Unión Europea nosotros necesitamos producir un total de 24.785 toneladas de coca, solamente para el consumo. Esto se produce aproximadamente en 18 mil hectáreas”, dijo Cocarico este lunes, lo que  daba un promedio de 1.37 de productividad.

Pero los productores de coca de los Yungas, sostuvieron que si de rendimiento se trata, Cocarico calculó en las negociaciones de la semana pasada que con 7.000 hectáreas el trópico de Cochabamba producirá unas 19.300 toneladas de coca. La cifra confirmaba un 2.75 de productividad media.

Respecto a la superficie, Cocarico señaló este fin de semana a los medios estatales que con la nueva ley de la coca, sólo unas 4.000 hectáreas utilizadas en "industrialización" y  18.000 en el consumo interno.

Sin embargo otro estudio del Consejo de Lucha contra el Tráfico Ilícito de Drogas con apoyo de la UE, concluyó en 2012 que la superficie requerida era 14.705 hectáreas.

El ministro se preguntó: "¿Cuánto vamos a producir con 22 mil hectáreas? 30 mil toneladas, 25 mil toneladas para acullicar (masticar)".

"Eso mediante estudio –añadió-, aunque creo que necesitaríamos un poquito más para acullicar, y el resto que serían unas 6 mil toneladas serán utilizadas para la industrialización", agregó a los medios estatales, con lo que aumentaron dimensiones del debate sobre el desvío de coca al narcotráfico.

La producción potencial de hoja de coca a nivel nacional fue estimada en 32.500 toneladas por UNODC en 2015, oficina que el año pasado reiteró  la necesidad de realizar estudios periódicos de productividad de la hoja de coca, a fin de calcular con mayor precisión su producción en el país.  Recomendó además un estudio sobre el factor de conversión coca-cocaína, para estimar el potencial de fabricación de esta sustancia en Bolivia.

MÁS NOTICIAS
Valorar esta noticia: 
Average: 4.7 (3 votes)