Social
Iglesia y Dereccos Humanos piden diálogo
Argentina gestiona salida de sus turistas de Potosí
Policías y marchistas en el centro paceño, hoy. Foto: ERBOL.

Valorar esta noticia: 
Average: 5 (1 vote)

Viernes, 17 Julio, 2015 - 14:04

El consulado de Argentina gestiona la salida de turistas que permanecen varados en la ciudad de Potosí, debido al conflicto entre el Comité Cívico Potosinista (Comcipo) y el Gobierno. Por otro lado, instituciones como la Iglesia Católica y la Asamblea Permanente de Derechos Humanos (APDH) pidieron hoy que se instaure el diálogo entre ambas partes.

El cónsul de Argentina, Juan Tacheti, informó que su país busca la salida de 68 turistas argentinos de la ciudad de Potosí para trasladarlos a Uyuni.

“Ellos están en hoteles, casas de familia, están bien pero necesitan regresar a su país. Estamos viendo la posibilidad de evacuarlos a Uyuni, ya sea por vía terrestre en bus o vehículos propios”, explicó, según reporte de radio Aclo de la Red ERBOL.

Comcipo y organizaciones afiliadas mantienen sus medidas de presión en Potosí desde hace 12 días. Esta situación provocó que varios turistas se queden en el lugar debido a que los manifestantes bloquean diferentes rutas que conectan la región con el interior del país.

Por otro lado, el comandante departamental de la Policía, Víctor Hinojosa, reportó que cuatro turistas están delicados de salud, por lo que también se gestiona la salida de éstos del lugar del conflicto.

“Estamos disponiendo dos ambulancias para sacarlos, ya se han comprometido los dirigentes del Comité Cívico. De todas maneras como institución policial y velando por la salud de los mismos, hemos viabilizado esto y esperamos que se cumpla el compromiso”, señaló el jefe policial.

Pedido de diálogo

La presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos (APDH), Yolanda Herrera, pidió el diálogo entre los dirigentes de Comcipo y el Gobierno para evitar que se susciten hechos de violencia entre los marchistas que se movilizan en la ciudad de La Paz y los efectivos policiales que resguardan la plaza Murillo.

“Sabemos que están llegando desde Potosí (más delegaciones) y ahora están aquí apostados los efectivos policiales. Parecería que estamos en una zona de guerra. Hay que evitar la represión e ir por el diálogo. Al ver lo que pasa, parecería que estamos en una zona de guerra, es preocupante”, expresó.

La Iglesia Católica también se sumo al pedido de diálogo.

“Para que haya un diálogo tiene que haber acercamiento de las posiciones de un lado y de otro, porque si estamos asi confrontados, difícilmente se llega a soluciones. Entonces podemos decir que llamamos a un diálogo y una compresión de la situación, tanto como de parte del Gobierno, como de los dirigentes cívicos de Potosí, para buscar solucionar sus problemas”, manifestó el Arzobispo de La Paz, Edmundo Abastoflor.

Movilizaciones

Las movilizaciones de los cívicos se desarrollaron nuevamente en la ciudad de La Paz y los departamentos de Chuquisaca, Tarija y Potosí.

En La Paz, los marchistas liderados por el presidente de Comcipo, Jhonny Llally, recorrieron desde la plaza del Estudiante, pasaron por la avenida Mariscal Santa Cruz y llegaron cerca a la plaza Murillo. Un contingente policial, que forma cinco anillos de seguridad alrededor del Palacio de Gobierno, se mantuvo firme y no permitió el paso de los manifestantes.

“No reconocemos el diálogo de los alcaldes con el presidente en ejercicio (Álvaro García Linera), nosotros tonemos como mandato de nuestro pueblo hablar con el presidente (Evo Morales)”, dijo el vicepresidente de Comcipo, Marco Pumari.

En la ciudad de Sucre, los residentes potosinos también se movilizaron.

“Pedimos al Gobierno que atienda a nuestro pueblo, ¿qué es del aeropuerto? no hay nada, queremos que funcione de verdad la planta de Karachipampa y la fábrica de cemento”, dijo uno de los manifestantes.

De igual manera, hubo una marcha en la ciudad de Tarija.

“Estamos apoyando la movilización cívica, no estamos de acuerdo con el 3% de regalías de litio que nos quiere dar el Gobierno, pedimos el 50%”, dijo Juan Carlos Viñola, representante de los residentes potosinos.

A su turno, quienes se movilizaron en la capital potosina, advirtieron al Gobierno que, de no instaurarse el diálogo, asumirán una huelga de hambre desde el próximo lunes. “Estamos indignados por este Presidente insensible, que no quiere escuchar a nuestros dirigentes. Prefiere ir de viaje al exterior y no atender a su departamento”, mencionó uno de los marchistas.


Valorar esta noticia: 
Average: 5 (1 vote)