Momento de inflexión del Sistema Político

Por Moisés Mercado S. - Analista Económico.

Inflexión es el momento en el que se puede reconducir y cambiar una determinada situación. En este tiempo en que las aguas están agitadas durante la reconfiguración de las fuerzas políticasen los niveles nacional y territorial. Como resultado de las elecciones subnacionales del 7 de marzoque repusieron la institucionalidad territorial. Sin duda, han trazadouna nueva agenda nacional y territorial, y en ese marco, no debemos dejar de precisar los desafíos pendientes del sistema político que a la fecha están en proceso de tensión y consolidación.

La pacificación y unidad del país. – El periodo2019-2020 nos dejóamargas enseñanzas porque se activaron tensiones y bajos instintos como el regionalismo y el racismo —pensábamos que se habían erradicado—Sin embargo, rebrotaron, lastimaron y ocasionaron la confrontación entre bolivian@s.El Estado, a nombre de la pacificación y la pandemia,desató el uso desproporcionado de la fuerza letal cuyos mandos superiores ordenaron abrir fuego contra gente desarmada. Hoy decenas de familias claman justicia, no ajusticiamiento.

Es importante que la verdad de los hechos sea valorada por un sistema judicial que, sin duda, atraviesa una de sus peores crisis, pero que hoy, al mismo tiempo, tiene la gran oportunidad y el gran desafío de mostrarle al país que existe justicia y no ajusticiamiento político.Las leyes, los hechos, las circunstancias históricas que forman parte del contexto, están como evidencia para ser valorados, profundizados, investigados, testimoniados y mostrar al país la verdad histórica para que a través de la Justicia alcancemos la Paz y evitar, así el desencanto de la sociedad por la impunidad.

El diálogo y la reflexión siempre serán las únicas herramientas civilizadas que nos permitan sentarnos en la mesa y sincerar nuestras diferencias, encontrar los valores y objetivos comunes que nos unen a los bolivianos.Estamos en el momento preciso para identificar todos los problemas que dividieron a la familia boliviana, que fueron la causa paraque se alcen las piedras, antorchas y proyectiles para agredirse entre hermanos. Estamos conscientesque el enemigo común estáconstituido porla crisis económica, el desempleo, el COVID-19 y que solamente unidos podremos salir adelante;integrando esfuerzos podremos unificar la Patria y crear un verdadero ambiente de paz para derrotar la crisis.

Reactivación económica nacional y territorial. –  Es condición necesaria un ambiente de paz y diálogo permanente para llevar adelante la reactivación económica que se ha iniciado con la estabilización de las finanzas públicas. Sin duda,es fundamental para encararlos programas y proyectos nacionales y territorialesla integración de esfuerzos y recursos entre todos los niveles territoriales, priorizar y ejecutar de forma inteligente proyectos de inversión pública que impacten en la vida de las personas y en la calidad de los servicios públicos.

Sin duda, debe generarse un ambiente auspicioso para el desarrollo de la iniciativa privada con condiciones tributarias, laborales, financieras y de mercado que generen un efecto multiplicador en el empleo y los ingresos. Es en el ámbito territorial donde se desarrollan las actividades económicas, el comercio de bienes y servicios y la defensa de lo producido en Bolivia. El enemigo en común es el contrabando porque destruye nuestra industria y reduce los empleos.

Es importante trabajar en un nuevo momento para la economía de nuestro país. Con un balance energético que nos permita mirar el futuro y la región, la soberanía alimentaria, el balance hídrico, el medio ambiente, la industrialización de nuestros recursos naturales en todos los niveles y tamaños posibles, los recursos humanos calificados con oportunidades y empleos dignos para nuestra juventud y aprovechar las ventajas comparativas de nuestras regiones y convertirlas en competitivas.

Por estas razones, la orientación de la pendiente para que sea positiva o negativano sólo está en manos del sistema político nacional y subnacional, porque existen dos posibilidades; una, es integrarnos —con todas nuestras diferencias y diversidades— a través del diálogo para sacar la Patria adelante; y la otra, profundizar la crisis política y económica. Depende de todos los bolivian@s la orientación que elijamos darle a nuestro destino para resolver nuestros problemas.