Opinion
EL USO DE LOS SÍMBOLOS PATRIOS
Ojo al Charque
Constantino Rojas Burgos
Lunes, 3 Abril, 2017 - 09:51

Valorar: 
sin votos aún

Parecería una majadería o una reclamación que no tiene sentido, pero curiosamente el 21 de marzo pasado, día de la entrega de la dúplica boliviana en La Haya por la demanda marítima, las autoridades de Gobierno hicieron uso solamente de la wiphala en los actos de celebración organizados en La Paz, hecho que motivó la reacción de la población en las redes sociales, con expresiones que asumían la defensa de la tricolor boliviana.

“Nuestra única bandera es la tricolor, la que nos cobija a todos los bolivianos”, señalaba uno, “Yo tengo solo una vida y una sola bandera, la tricolor, rojo, amarillo y verde” aseguraba otro, “Yo nací bajo la rojo, amarillo y verde”, recordaba desde otra región del país. Por ahí, no faltaba alguien que decía que se trataba de “pura politiquería del MAS que aprovecha estas circunstancias para hacer proselitismo partidario”.

La Constitución Política del Estado (CPE) en su Artículo VI, párrafo II señala: “Los símbolos del Estado son la bandera tricolor rojo, amarillo y verde, himno boliviano; el escudo de armas; la wiphala; la escarapela; la flor de la kantuta y la flor de patujú”. Y, por norma constitucional, debe existir la jerarquía y la precedencia en el uso de los símbolos patrios en todos los actos cívicos, militares, educativos, gubernamentales porque además, en su uso, están respaldados por un Manual de Ceremonial y Protocolo.

La bandera, el himno, el escudo, la escarapela y la kantuta nos identifican a todos los bolivianos en general, la wiphala y la flor de patujú son símbolos regionales con los cuales se identifican en el mundo andino y en las tierras bajas, por lo que no puede darse el extremo de excluir el uso de la bandera tricolor en actos como la celebración del mar, dos días antes del 23 de marzo, en los que predominó el uso de la wiphala tanto en la tarima como en los que portaban en las manos los seguidores del MAS, en un acto público transmitido para todo el país.

Se podría considerar que se trata de un error o de una omisión involuntaria o intencionada atribuible a la Cancillería o el Ministerio de Comunicación que permitieron que se deje de lado el Manual de Ceremonial y Protocolo que se refiere a la precedencia en el uso de los símbolos patrios, que señala que la bandera tricolor ocupa un lugar de privilegio frente a los otros símbolos. Eso es lo que señala la CPE, por lo que no debe excluirse la tricolor para dar lugar a un símbolo regional (la wiphala) con el cual no se identifica todo el país.

Lamentablemente, a pesar de las protestas de la oposición y de la ciudadanía en las redes sociales y los medios de comunicación masiva, ninguna autoridad ha explicado el porqué de ese uso arbitrario y unilateral de la wiphala y que nadie niega su reconocimiento en la CPE. Lo que se cuestiona es que el símbolo patrio más importante acabe excluido del acto ceremonial realizado en la ciudad de La Paz.

Las mismas autoridades de Gobierno han asegurado que “el MAR nos une”, pero el sentimiento de que tienen algunos bolivianos es que “el MAS nos divide a todos los bolivianos”, actitudes que dañan sensibilidades, dañan la imagen del país, pero al mismo tiempo ignoran estas irregularidades y la dejan pasar en franco deterioro de su imagen y el repudio de la ciudadanía, que no comulga con estas acciones contrarias a las normas que tiene el mismo Gobierno a través de sus funcionarios comunicadores.

El autor es periodista y docente universitario