Opinion
RECUPERAR LA INSTITUCIONALIDAD EN SAN SIMON
Ojo al Charque
Constantino Rojas Burgos
Lunes, 28 Noviembre, 2016 - 12:27

Valorar: 
sin votos aún

La Universidad Mayor de San Simón (UMSS) después de más de un año de tener rector y vicerrector,  por sucesión a raíz del conflicto de cuatro meses por el intento de titularizar a los docentes extraordinarios con Resolución de Consejo Universitario, finalmente el 25 de octubre se logró realizar el Claustro Universitario en la segunda vuelta, siendo ganador el frente Integridad Universitaria.

Tal parece que por arte de magia, con la elección de autoridades se habría “recuperado la institucionalidad”, así se expresan algunos docentesy las mismas autoridades, siendo que elplebiscito es un paso necesario para que las autoridades posesionadas en el cargo, contribuyan a superar los problemas pendientes, que requieren del concurso de docentes y de estudiantes, actores importantes para impulsar verdaderos cambios a nivel académico y político.

En el ámbito académico, la urgencia de convocar al Congreso Universitario, tarea pendiente desde hace 26 años atrás, cuando en el Primer Congreso se aprobó el Estatuto Orgánico vigente que determina las líneas de acción para la gestión y la administración universitaria y que requiere de una revisión, cambio, actualización o modificación al nuevo contexto que vive el país, el mundo y las propias universidades que necesitan readecuar sus normas a la nueva dinámica que se vive.

El Congreso es una tarea de suma urgencia, siendo la máxima instancia de gobierno, los congresistas deben“aprobar o modificar el Estatuto Orgánico de la UMSS” que para muchos está desactualizado y que requiere elaborar una serie de propuestas que puedan ser consideradas por el Congreso. Un escollo a superar es el requisito de ser docente titular para participar del mismo, tal como establece el actual Estatuto y, que de hecho, ocasiona que los docentes extraordinarios se sientan marginados de las grandes decisiones que se deben asumir en el Congreso.

Otra tarea pendienteque debe deliberar el Congreso, es la aprobación del Reglamento de Procesos para frenar a quienes vulneran la autonomía y el propio Estatuto, tal el caso del vicerrector que se autoproclama como rector con la complicidad de dirigentes de la FUL y de docentes de su Facultad o docentes que se prestan a conformar un Consejo Universitario paralelo asumiendo defacto el cargo de Presidente, aprobando resoluciones que no tuvieron ninguna repercusión, violentando las normas internas. Hechos de esta naturaleza deben tener sanción, lo mismo que las denuncias de corrupción, extorsión, concusión, caso Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas y Medicina.

Aprobado el Reglamento de Procesos deberá nombrarse el Tribunal de Primera Instancia. Tribunal de Apelación y el Tribunal Superior de Justicia Universitaria, hoy ausentes por decisión política de autoridades que han dejado que la Universidad se convierta en “tierra de nadie” y que los infractores de las normas establecidas se paseen orondos por la universidad. Recuperar la institucionalidad implica también restituir los tribunales para que se pueda administrar la universidad aplicando las normas para procesar a los que vulneran en beneficio propio o de un grupo de poder.

Asimismo, las nuevas autoridades deben encarar el Proceso de Titularización de docentes extraordinarios, modificando el Estatuto que prevé el Proceso de Selección, Evaluación y Admisión Docente y que no se aplica en la UMSS desde el año 2006. El intentar homologar procesos parecidos al establecido en el Estatuto no parece una medida atinada, esta propuesta ya fue presentada en una resolución aprobada por el Consejo Universitario y que fue rechazado por el gremio estudiantil que insistía en el trillado “examen al que no quieren someterse los docentes extraordinarios”.

De manera paralela a la titularización, deberá aplicarse Escalafón, de manera que los docentes sean evaluados permanentemente para mejorar su formación académica y mejorar la calidad académica. Cumplidas estas tareas pendientes, las autoridades podrían decir "misión cumplida, recuperamos la institucionalidad en la Universidad Mayor de San Simón".

El autor es periodista y docente universitario