EN POBLACION DE GUANAY
Título: 

Dos antisociales reciben dura paliza luego de atracar a un conductor

Imagen Principal: 
Operativo de captura en cercanía al puente Coroico-Fotos/Facebook

Dos personas que atracaron a un conductor del transporte público recibieron la madrugada de este sábado una tremenda paliza de parte de los choferes sindicalizados de la población de Guanay, donde los antisociales  se salvaron de ser linchados.

De acuerdo a versiones preliminares difundidas por la Alcaldía se conoce que esas personas contrataron al chofer Freddy Intimayta de la empresa Trans Guanay, para un servicio expreso rumbo a la población de Caranavi. La secretaria de la empresa aceptó la oferta sin registrar la identidad de los eventuales pasajeros.

Los antisociales en medio del camino con el pretexto de una urgencia biológica pidieron detener el vehículo. El conductor aceptó y en ese instante habría sido encañonado y obligado a bajar del motorizado.

El chofer fue embestido en una de sus piernas y lo dejaron tendido a un lado de la carretera, suponiendo que estaba muerto. Ante la presencia de los comunarios en medio del susto por haber sido descubiertos, decidieron retornar en el mismo vehículo a la población de Guanay y su desesperación colisionaron a otro vehículo y escaparon hacia la selva.

Dieron parte a la Policía Boliviana de Guanay, mientras comunarios y choferes del sindicato  rastrillaron el monto hasta capturarlos. Ya en horas de la noche fueron encontrados, reducidos y golpeados. Fueron obligados a llegar por sus medios hasta la comunidad de Challana.

De ahí fueron llevados hasta la plaza central de Guanay donde algunos enardecidos conductores propinaron dura paliza a los antisociales. La Policía no pudo impedir porque la población presionó a que los antisociales confesaran de dónde eran y cuál era el objetivo del atraco.

Fueron rociados con gasolina en los pies y amenazados a la quema. Ante esa situación, uno de ellos hizo una llamada desde su celular y se contactó con Santos, quien actualmente estaría recluido en la cárcel de San Pedro de la Paz.

“Cómo salió, ya tienen el vehículo” preguntó Santos. “Todo bien jefe” respondió el malhechor en medio de la bulla de la gente, lo que obligó a Santos a desactivar su aparato celular.

Luego los mismos choferes revisaron el WhatsApp donde lograron identificar una lista de futuros atracos que aparentemente eran planificados por Santos y ejecutados por los antisociales. Incluso estaría implicado un policía asignado a Caranavi.

De acuerdo a la versión de los antisociales, el objetivo era tener un vehículo para cometer otro atraco a una mujer en Caranavi, darse a la fuga hacia La Paz y antes de llegar a la cumbre  dejar abandonado el vehículo para abordar otro con el que llegaría a la Sede de Gobierno.

La acción de virtual tortura duró hasta las 02:00 cuando recién los entregaron a la Policía bajo fuerte vigilia, debido a la desconfianza general hacia los efectivos por los antecedentes de  haber dejado libres a violadores y acusados de robo.

El chofer fue traslado al hospital de Caranavi para ser atendido de su pierna, mientras los antisociales serían trasladados en las próximas horas a la ciudad de La Paz.