Social
Padres de niña desaparecida piden seguir búsqueda
“Queremos el cuerpo para dormir en paz”
La madre de la niña está en el Hospital Arco Iris. Fotos: Min. de Defensa y cortesía.

Valorar esta noticia: 
Average: 2.7 (3 votes)

Jueves, 7 Febrero, 2019 - 20:15

La decisión de suspender la búsqueda de cuerpos en el deslizamiento de Caranavi cayó como un balde de agua fría para Santiago Mamani y Blanca Quispe. Ambos son padres de Vania, su única hija, que recién cumplió nueve años y está desaparecida tras el deslave del sábado.

La pareja, oriunda de Alto Beni, se encuentra en La Paz, donde Blanca es atendida en el Hospital Arco Iris, por las heridas que sufrió en el deslizamiento. En el centro de salud, ellos recibieron con impotencia la noticia de que las labores de rescate se han suspendido.

Los padres, notoriamente afligidos, ya parecen entender que deben resignarse a la pérdida de su hija, pero el no encontrar su cuerpo les causa angustia. Llevan seis días sin poder dormir ni comer, pensando en su niña, en lo que pudo haberle ocurrido.

“Nosotros nos vamos a resignar, pero queremos el cuerpo para dormir en paz”, manifestó Santiago.

La tragedia

Blanca relató que junto a su hija estaba de viaje de vuelta a Alto Beni, después de hacer compras en La Paz.

Ellas viajaban al municipio norteño a bordo de un minibús rojo. En la madrugada del sábado, el vehículo, como otros en la carretera, tuvo que quedarse varado en el sector de Puente Armas, puesto que las lluvias habían ocasionados derrumbes.

La familia esperó. Amaneció el sábado y la lluvia continuaba. No parecía haber mayores peligros. Incluso había personas que vendían comida a los pasajeros que dentro de los vehículos esperaban a que se despeje la ruta.

De repente llegó la mazamorra. Blanca recuerda que ese momento sólo vio que salpicaba el agua y escuchó un gran ruido, como el sonido de las calaminas. 

La tierra había arrastrado al minibús cerca al río e impactó con una peña. Blanca logró salir del fango. Vio cómo otro pasajero estaba ensangrentado intentando salvarse.

Ya no volvió a ver a su hija. Gritaba por su niña en medio del desastre. Se armó de fuerzas para buscar ella misma a Vania entre el fango en el minibús, pero no había rastros.

Llegaron a ayudarla. Las personas que auxiliaron dijeron a la madre que era un milagro que haya sobrevivido al deslizamiento. Ella quería seguir buscando a su hija, pero ya no tenía fuerzas. Quienes la ayudaron la sacaron por la fuerza al camino, para que la lleven a ser atendida. Le decían que debía seguir luchando para salvarse.

En llanto, Blanca rogó que le ayuden a encontrar a su hija. Mencionó que la niña estaba vestida de guindo y tiene el cabello corto. “Lo único que quiero es que es mi hija aparezca”, dijo entre sollozos.

El padre de la niña, Santiago, pidió que se siga con la búsqueda, pero se lo haga en serio, porque habrían varios desaparecidos enterrados en la mazamorra.

Pidió a las autoridades que se pongan en su lugar. Señaló que el presidente y vicepresidente son padres de mujeres y les preguntó “¿Si se perdiera su hija, será que no la buscan?”

Este jueves organizaciones sociales de Caranavi y algunos familiares de desaparecidos aceptaron la sugerencia del ministro Javier Zavaleta, de suspender la búsqueda, para empezar trabajos de habilitación de la carretera. No obstante, se seguirá buscando en las riberas del río.  

 


Valorar esta noticia: 
Average: 2.7 (3 votes)