Opinion
LA HISTORIA PODRIA SER LA SIEMPRE
Justo y Cabal
VICTOR HUGO MAIDANA ALCOBA
Viernes, 9 Febrero, 2018 - 10:02

Valorar: 
sin votos aún

Los choferes de transporte publico de La Paz, nuevamente volvieron a paralizar la ciudad, bloquearon las calles y con esas medidas castigaron nuevamente a los ciudadanos paceños como siempre lo hacen.

No es la primera vez que este poderoso gremio de transportistas, de más de veinte mil afiliados, camina por el sendero del “háganse Odiar” y al parecer sin retorno.

Los choferes anuncian que seguirán con sus medidas e incluso no descartan una huelga general indefinida.

Para justificar sus impopulares medidas de presión, a los choferes no les faltan argumentos, por el contrario al parecer incluso les sobran.

Esta vez declararon a la guerra a los buses municipales “Puma Katari” y a los Teleféricos, sobre todo a los pumas.

Todo hace ver que los choferes les gustaría meter en minibuses, a la gente, como sardinas en latas, mientras en el resto del mundo las personas viajan en modernos trenes y transportes de pasajeros eficientes.

Los pumas y los teleféricos cambiaron los usos y las costumbres sobre el transporte público de pasajeros en la ciudad de La Paz y ahora todo hace que ver, que la gente desea un buen servicio por sobre todas las cosas.

Los Teleféricos, son de viaje continuo, sus estaciones son limpias, hay seguridad, puntualidad y eficiencia.

Con los pumas pasa algo parecido, cuando una persona espera un bus en su parada, lo hace con la seguridad de que el “Puma” llegara en su horario y cuando sube a bordo, recibe comodidad y buen trato.

Estas son algunas de las virtudes por las cuales el “Puma “y los teleféricos, se han ganado la simpatía de los paceños y no paceños.

Los pumas prestan un buen servicio, de repente aun no de excelencia, pero muy bueno hasta el momento.

En cambio en el transporte de pasajeros público, sucede todo lo contrario, paran donde sea, cobran las tarifas que quieren, les importa más el billete que el confort del viaje del pasajero y lo peor se creen dueños de las calles y avenidas de la ciudad.

Se nota que en el sector público al margen de haber hecho inversiones económicas, también se ha invertido en técnicas, estrategias y planes que permitan calificar con altos puntajes en lo que se refiere a servicios públicos.

Lamentablemente lo choferes no han hecho nada por mejorar sus servicios, sobre todo los minibuses y los carris, si el caso fuera de calificar, esta especie de mal necesario  para muchas zonas de la ciudad lograrían notas de reprobación y sin desquite.

Es cierto que los choferes cambiaron o modernizaron sus movilidades, quizás era hora, pero en esta problemática, no solo son autos nuevos, es más complejo, de lo que parece, hay variables concurrentes que no pueden dejar de ser visualizados.

La solución del problema no pasa por la prepotencia de los unos y de los otros, si a unos les tiran palo, seguro que los otros con palo va a responder.

Es necesario que se inicie de inmediato un proceso de acercamiento entre las partes en conflicto, autoridades, choferes y vecinos, para diseñar un proyecto de largo aliento, es decir que tenga impactos integrales en el tiempo con mediciones o evaluación periódicas y con cronogramas de trabajo establecidos, encuadrados en la gestión pública de manera objetiva.

En otra palabras un gran proyecto que integre a los servicios pasajeros, con derechos y con obligaciones y que tenga la suficiente legalidad para que no se diluya en el plano de los buenos propósitos.

Hay que pensar en una Política Estratégica del Transporte de Pasajeros Paceño, que beneficie a todos y que construya una institucionalidad para presente y para el futuro.

Si no se intenta una mirada como esta, tristemente se continuara con lo de siempre; que me mira feo, que me quiere relocalizar, no rinde cuentas, que mejoren las calles, que a mí me tiene bronca, me friegan a mí y no al del frente, estos son cochinos, etc., etc., un sin fin de términos que se repiten con diferentes matices en el tiempo, desde antes hasta ahora, igual, entonces basta de lo mismo, los parches ya no funcionan y si se intentan esas soluciones, por seguro que la historia podría ser la siempre.

GRACIAS Y HASTA LA PROXIMA CUANDO VUELVA PARA HABLAR JUSTO Y CABAL.