Deportes
En un partidazo PSG derrotó al Barcelona por 3- 2

Valorar esta noticia: 
sin votos aún
Martes, 30 Septiembre, 2014 - 17:02

En París, Paris Saint Germain se quedó con un triunfo importantísimo en sus aspiraciones en el Grupo F, que ahora lidera con cuatro puntos. El equipo de Laurent Blanc le ganó 3-2 a Barcelona, que así se quedó sin invicto, en un partidazo. En el equipo catalán, Lionel Messi se llevó un gol para aumentar su cifra a 68 goles en la Liga de Campeones -igualando a Cristiano Ronaldo-, a apenas tres de Raúl, el máximo anotador de la competencia

Pese a las ausencias de peso de Zlatan Ibrahimovic, Thiago Silva y Ezequiel Lavezzi, PSG comenzó mejor. A los 10 minutos, un centro de Lucas le quedó a David Luiz, quien controló la pelota con la derecha y de zurda puso en ventaja al local. Sin embargo, la reacción de la visita fue rápida: Neymar jugó para Messi y La Pulga hizo una pared con Iniesta en el área, tras la cual definió cruzado para el 1-1.

En un partido de ida y vuelta, la siguiente acción fue favorable para PSG y la chance estuvo en los pies del uruguayo Cavani. Barcelona no se quedó atrás: a los 20 Messi casi anota el segundo de tijera y a los 24 apareció Neymar en un mano a mano con el arquero italiano Salvatore Sirigu. Pero fue, dos minutos después, el equipo parisino el que llegó al segundo, por intermedio de Marco Verratti, tras el centro del argentino Javier Pastore y una mala salida del arquero alemán Marc-André ter Stegen.

El gran juego mostrado en el primer tiempo no mermó cuando comenzó la segunda mitad. Por eso, a los 8 minutos no sorprendió que el local alcanzara el tercer gol, cuando un centro perfecto de Gregory van der Wiel desde la derecha terminó en el disparo de Matuidi que se coló por entre las piernas de Ter Stegen para el 3-1. La respuesta de Barcelona fue rapidísima, como había pasado con la apertura del marcador. Esta vez, Neymar sacó un derechazo abierto para clavarla al palo más lejano y dejar al equipo de Luis Enrique a tiro del empate.

La mínima ventaja provocó que PSG le cediera a Barcelona el manejo de la pelota, para apostar a la contra y no descuidar el triunfo. Por eso, el equipo catalán desplegó todos sus hombres en ataque y se hicieron más frecuentes las subidas de sus centrales -Mascherano y Mathieu- y de sus volantes. Xavi, quien ingresó por Rakitic, inundó de centros el área defendida por Sirigu pero los defensores del local estuvieron precisos para alejar el peligro una y otra vez, como cuando Jordi Alba desbordó por izquierda pero se encontró con Marquinhos para mandar la pelota al córner, a ocho del final.

A los 40 minutos llegó la gran ovación de la noche. Fue para un argentino, aunque no para Lionel Messi. El técnico del local, Laurent Blanc, decidió que saliera de la cancha el mejor jugador del partido, Javier Pastore, quien, pese a que su equipo apostó a la contra, se destacó en el manejo de los ataques del PSG. Lo que quedó del partido no le alcanzó al Barsa para llegar al empate y así dejó no sólo el invicto en este ciclo de Luis Enrique sino también el récord de no recibir goles en los siete partidos oficiales que había disputado (seis por Liga española y el 1-0 sobre Apoel de Chipre del debut) hasta el de esta noche en París.

MÁS NOTICIAS
Valorar esta noticia: 
sin votos aún