Opinion
SUEÑO DE CAMPEONES
Desde el Chaco
Ubaldo Padilla Pérez
Lunes, 12 Diciembre, 2016 - 09:51

Valorar: 
Average: 5 (1 vote)

Parecían David y Goliat; Luisito (David) frente a Trevor Webb (Goliat). El primero, camireño de apenas 14 años,  se enfrentaba con el 3 veces campeón europeo de 21 años, a quien nunca nadie le había ganado hasta ese día. 

La historia comenzó cuando a sus nueve años, Luis Segundo Ramos, viajó de Camiri a Sucre en sus vacaciones. Allá su tío, René Cervantes, en el primer contacto con la Raqueta, le descubrió habilidades excepcionales para el Racquetball; luego de un mes de entrenamiento intensivo, jugó su primer nacional en Cochabamba representando a Sucre; “como aquí en Camiri no había donde raquetear, mi entrenador me daba rutinas de entrenamiento físico y psicológico que yo cumplía al pie de la letra” recuerda Luisito ahora de 16 años y a punto de ingresar a la Universidad.

A los 10 años salió campeón nacional de su categoría y a los 11 calificó para ir al mundial de los Ángeles, California, EE.UU. A los 13 años volvió a los Ángeles a un nuevo Mundial y a los 14 viajó a Irlanda de donde regresó con medalla de oro en el pecho, tras ganarle al canadiense 3 veces campeón Europeo Trevor Webb de 21 años; “yo no entendía como mi niño de apenas 14 años iba a jugar con alguien 7 años mayor que él” dice Giovanna, la madre de Luisito, mientras que el campeón recuerda como luego de iniciado el encuentro, su rival se fue complicando hasta perder el control del partido; “él, que me había subestimado al principio, no podía entender lo que estaba pasando, el público me aplaudía de pie y yo cada punto que lograba lo gritaba con todas mis fuerzas; fui la sensación, nadie podía entender que alguien tan pequeño de un país desconocido en Europa le ganara al grandote” dice Luisito al tiempo de mostrarnos la fotografía  donde aparece él junto a su rival y que es más elocuente que sus palabras; “luego del partido, el presidente de la delegación de Venezuela se contactó con mi entrenador, quería que fuera de inmediato a su país a promover el Racquetball entre la niñez venezolana, era una decisión muy difícil de tomar” explica.

Luis; tiene dos hermanitos: Anduari* (11) e Iresa* (9) que le están siguiendo los pasos; Anduari comenzó a raquetear a los 5 años; tiene en su haber varios campeonatos nacionales y hace un mes, regresó con medalla de plata de su primer mundial que se realizó en San Luís Potosí (México), mientras que Iresa, este año jugó su primer nacional y se perfila para superar a sus hermanos.

El sueño de Luís, sus hermanos y su madre, es consolidar  su escuelita de Racquetball Güirake**, que actualmente sostienen con mucho sacrificio; la escuelita tiene 8 alumnos, para entrenar, deben pagar 25 Bs. la hora en una cancha privada. “Si tendríamos infraestructura disponible, de aquí podrían salir muchos campeones mundiales y podríamos popularizar este deporte entre los niños y jóvenes, ese es mi sueño” expresa Luisito.

El año pasado cuando el Presidente Evo Morales vino a Camiri a inaugurar una Unidad Educativa, al enterarse de la historia de nuestro campeón, prometió construir un moderno complejo de 13 canchas para Racquet; con la única condición que el Gobierno Municipal de Camiri ponga los terrenos como contraparte; esa promesa fue escuchada por los hermanos Segundo que ese día asistieron al acto y como todo niño, están esperando que la municipalidad ponga su parte para que se cumpla la promesa del presidente y con ello, se haga realidad el sueño de nuestros campeones.

* Nombres de origen Guarní

** En Guaraní: Ave pequeña veloz y ágil