Opinion
EL NO, ESTA IMPARABLE?
Serotonina
Ivan Arias Duran
Martes, 16 Febrero, 2016 - 10:42

Valorar: 
sin votos aún

Eso lo veremos el domingo 21 en la noche, pero todas las encuestas pre y post “zapatazo” muestran una foto y una tendencia del SI y el NO. La foto: no hay grandes diferencias entre uno y otro y el margen de indecisos es alto. Tendencia: el SI baja y parece inevitable una mayor caída. Por su parte, el NO sube y se muestra imparable en este ascenso debido a que los indecisos en gran parte están tomando la opción del NO. Cuáles los factores que están posibilitando este ascenso del NO?

1.       La campaña ciudadana resistió la propaganda abrumadora del gobierno. Miles y millones de dólares invertidos para convencernos que el SI es lo mejor no han logrado su objetivo. El uso y abuso del poder en vez de generar simpatía ha generado rechazo ciudadano. Entre los propios funcionarios públicos hay rabia contenida porque no solo que les descuentan el 10 por ciento de su salario sino que, además, les piden cuotas para poleras, les obligan salir a pintar paredes y a marchar como zombies en favor del SI. El gobierno ha invertido millones y está consiguiendo centavos de retorno. En este sentido la campaña ciudadana es heroica y se está imponiendo a las estructuras del poder controlados por un solo partido.

2.       Líderes políticos de la oposición actúan con madurez. El gobierno esperaba que los líderes políticos como Samuel Doria Medina, Rubén Costas, Carlos de Mesa, Tuto Quiroga y otros se suban abiertamente a la campaña del NO y que sean los principales líderes de la misma. Esto no sucedió. El gobierno hizo todo lo posible para que estos líderes cayeran en la trampa, pero la mayoría de ellos no picó el anzuelo y siguieron con su propia estrategia. Los líderes políticos si bien expresaron sus puntos de vista y opción a favor del NO, supieron mantenerse en segundo y hasta en tercer plano, dejando que sean las decenas y decenas de plataformas ciudadanas las que, con sus propios ritmos, propuestas y estilos lideren a lo largo y ancho del país las campañas por el NO. Manfred y Sanchez Berzain, como siempre, aparecieron para querer mostrarse como los guías, pero no fueron oídos y si bien el gobierno los usó, ya los oídos ciudadanos no les prestó ninguna atención.

3.       Mensaje coordinado y ajustado. Si bien a un principio los que optaron por el NO tenían un discurso disperso y confuso, poco a poco se fueron alineando en un solo mensaje y acción. Si al principio algunos pedían el apego a la CPE, otros la renuncia de Evo o el revocatorio, la acción incesante de reuniones de diálogo entre las plataformas y las orientaciones a través de los medios de comunicación y las redes sociales por parte de los voceros y de los opinologos, ayudó a que se vaya separando la paja de la espiga y, de esta manera, afinando el mensaje y objetivo del 21: no es elección de presidencial, solo se pide que se respete la CPE, que no se la modifique para beneficiar a dos personas y que el poder absoluto corrompe. En cuanto a la acción, casi todos consensuaron que la misma no debía ser confrontacional y que debía ser alegre y creativa.

4.       Rol de líderes y lideresas de opinión. En este proceso preelectoral, el rol de los líderes y lideresas de opinión publica (ya sea analistas o expertos en temáticas especificas) ha sido una de las cuestiones más importantes para el flujo de información a favor o en contra de las opciones. Los líderes y lideresas de opinión pública han ayudado, cada uno por su lado, ya separada o coordinadamente, para que el debate le llegue a la ciudadanía. Algunos observadores, se atrevieron a decir que estos líderes y lideresas reemplazaron con creces a los líderes de los partidos políticos, debido a su respetabilidad y credibilidad.

5.       Redes sociales. La apropiación, uso inteligente y masivo de las redes sociales por parte de la opción del NO ha permitido crear una comunidad de más de 260 mil seguidores que supieron reaccionar al toque ante cualquier tema que tuviera que ver a favor del NO o contra el SI. El gobierno también ha masificado el uso de las redes sociales, pero era notorio que su uso era con intensidad de lunes a viernes, en días de trabajo, produciéndose un ostensible bajón los días sábados, domingos o feriados, demostrando, con esto, que los operadores eran funcionarios antes que internautas convencidos. En todo caso estos comicios marcaran un antes y un después en esto de “redes sociales y política” y que merece ser estudiado con más profundidad.

6.       Corrupción, desgracia del SI e impulso del NO. El desgaste del gobierno después de 10 años de poder total ha empezado, como es natural, a desnudar sus falencias no solo de gestión sino de corrupción. Y este es un mal que el masismo va cargar y lo está minando en su credibilidad y propuesta de cambio. El MAS ya no es futuro sino mucho más parecido y peor que el pasado. Donde se toque salta la corrupción y esto les quita valor moral. El descarado y arbitrario manejo del FONDIOC, denunciado e impulsado por el diputado indígena Rafael Quispe, fue la punta del iceberg con la que la ciudadanía se empezó a preguntar: “si ahí se han robado tanta plata, como será en otros lugares?”. Y, sin que se tenga que esperar mucho, aparecieron varios otros casos, como el del lago Poopo o de las barcazas chinas. Sin embargo ninguna de ellas había logrado llegar a la cima del poder, es decir, al Presidente. Siempre se decía que el Presi tenía un entorno corrupto y hasta que era víctima de unos oportunistas. Pero tuvo que llegar un jueves de comadres, 4 de febrero, para que un periodista y analista, Carlos Valverde, saque la denuncia de tráfico de influencias desde las mas altas esferas del poder para que la percepción de la gente ya no excluya a la máxima autoridad nacional de posibles actos de corrupción.
Con esta denuncia, la opción por el SI ha sufrido un golpe de nockout inesperado que los ha dejado sin reacción y los ha desnudado en su dimensión de debilidad y corrupción. Si ya el tema del FONDIOC estaba minando la credibilidad del entorno gubernamental, el “zapatazo” ha tocado la cabeza del Ejecutivo como no había ocurrido antes, destapando una red de tráfico de influencias que está asentada en las más altas esferas del poder. Si en el FONDIOC se hablaba de 250 millones mal administrados, en el caso “zapatazo” se habla de más de 500 millones de dólares que comprometen a la deuda externa de todos los bolivianos. De esta manera, unos carnavales que se prometían aburridos y apegados a las tradiciones, fueron el caldo de cultivo para que, en esos cuatro días, con los ingredientes de comentarios/chismes sobrios y exagerados, se cocine la indignación ciudadana. El mal manejo de la crisis por parte del Gobierno permitió que la denuncia se convierta en un asunto de Estado que seguro recibirá su veredicto este 21 de febrero.

7.       Lo que falta. Como se podrá ver, las posibilidades de una victoria del NO están dadas pero, he aquí un pero: la elevadísima desconfianza en el Órgano Electoral obliga a que la gente salga masivamente a votar por el NO, para evitar la manipulación de los datos en base a “votantes” fantasmas y duplicados. De no ocurrir ésta volcada ciudadana por el NO, las condiciones objetivas para su triunfo se revertirán, desgraciadamente en su derrota. Por ello, el llamado a votar masivamente y el control electoral son la clave. Así lo demuestran y exigen las victorias de la oposición en Venezuela y Argentina. La victoria del NO tiene que ser contundente en las urnas y en el control electoral no deben dejar ninguna mesa libre.

Ivan Arias Duran
Ciudadano de la Republica Plurinacional de Bolivia