Indígenas
El objetivo es sentar presencia en Asamblea, dice

Quispe: No creo que lleguemos al poder este 2014

El dirigente de la CAOI Rafael Quispe es posible candidato a la presidencia

Valorar esta noticia: 
Average: 1 (1 vote)
Lunes, 4 Noviembre, 2013 - 21:24

Rafael Arcángel Quispe Flores apoyó en octubre de 2003 la resistencia en la ciudad de El Alto contra la política del gobierno del expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada de exportar gas a Chile, comprando cuatro armas de fuego, confesó sin pelos en la lengua el ex Mallku del CONAMAQ y hoy actual dirigente de la Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas (CAOI), además respaldó en 2002 la campaña electoral del Mallku Felipe Quispe como candidato a la presidencia por el frente Movimiento Indígena Pachakuti (MIP), sin embargo, fue la acusación que hizo en 2011 el presidente Evo Morales de que Quispe mantenía una relación con la embajada de los Estados Unidos para derrocar su mandato, durante la VIII marcha en defensa del TIPNIS, lo que hizo saltar al originario al escenario político.        

Hoy a casi un año de las elecciones generales de 2014, el nombre de Quispe se perfila como uno de los candidatos a la presidencia en representación del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (CONAMAQ), tras una alianza con el Partido Verde de Bolivia - Instrumento de la Ecología Política (PVB-IEP), pero el indígena es sincero al señalar que no es posible ganar en los próximos comicios y que el objetivo es buscar mayor representación en la Asamblea para reconducir el “proceso de cambo” y conformar el “verdadero” Estado Plurinacional.

Contó que su nominación no es una decisión orgánica de los suyus que afilia la organización indígena de pueblos de tierras altas del país, pero aseguró que aceptará si la decisión la mantiene el brazo político del CONAMAQ, en consenso con sus bases. 

“Yo voy a aceptar porque he aceptado como Mallku en mi comunidad, que es tan pequeña, voy a aceptar, no aceptar sería traicionarles, pero ojalá que me equivoque, no creo que este 2014 lleguemos al poder todavía, eso hemos hablado. Podemos meter asambleístas y esos asambleístas tendrían que trabajar por un Estado Plurinacional y el 2019 llegaríamos al poder para transformar un Estado Colonial en un Estado Plurinacional”, declaró Quispe a la Agencia de Noticias Indígenas de Erbol.

Aseguró que no quiere ser presidente para no ser presa de las transnacionales y de los llunkus. 

“No quiero ser presidente porque ser presidente es ser preso de las transnacionales, de los llunkus, ser presa de un Estado colonial, por eso yo le he planteado al CONAMAQ que hay que trabajar en una estructura política sólida, sin caudillismos y esta incursión en la política sólo debe ser un paso para ver un Estado Plurinacional”, manifestó.

El chofer en tiempos libres 

Quispe, de 44 años de edad, reside hace más de 20 años en la ciudad de El Alto, donde conformó una familia al lado de Rocío Patty, con quien se casó y tuvo dos hijos: Jimena (14) y Limbert (11). Encontró en su esposa apoyo moral y económico, ya que contó, algo apenado, que es ella quien mantiene a su familia con el comercio de ropa. Quispe es chofer y dijo que en su tiempo libre genera algo de recursos transportando gente en la ciudad alteña y en las comunidades del departamento de La Paz.   

Aseguró que salió pobre del CONAMAQ, tras concluir su gestión como Mallku de la Comisión de Industrias Extractivas, por eso criticó a senadores del Movimiento Al Socialismo (MAS) como Fidel Surco e Isaac Avalos, pues dijo que tras dirigir a organizaciones de los colonizadores y de campesinos, respectivamente, ahora tienen una buena posición económica.

“Se debe hacer una revisión a los dirigentes porque Fidel Surco empieza como gendarme, hoy es un gran empresario, veo a Isaac Ávalos que empezó como dirigente campesino, hoy es un gran terrateniente, veo a (Edwin) Tupa (asambleísta del MAS) que era un sin techo y ahora maneja millones; en cambio las autoridades del CONAMAQ entramos con algo de plata y salimos pobres”, indicó.

A Quispe siempre le gustó el fútbol y manejar la bicicleta en su comunidad. Hoy confiesa ser hincha del Club Bolívar, aunque recientemente su hija mayor le pidió que debían cambiar de equipo porque el Jefe de Estado también es seguidor de ese equipo. El indígena reconoció que su familia le guarda resentimiento al presidente Morales porque lo responsabiliza de la violenta represión policial que sufrieron los indígenas de la VIII marcha, ya que ellos también fueron participes de la caminata y también llegaron a ser agredidos físicamente por los uniformados.

Cargo obligatorio 

Rafael Quispe es originario del Ayllu Sicuypata de la Marka Caquingora del Suyu Paka Jaqi del departamento de La Paz, donde asumió el año 2000 un cargo junto a su madre, Manuela Flores, quien falleció hace tres años.

Dijo que fue su madre quien lo encaminó en las vivencias y costumbres de los pueblos. No conoció muy bien a su padre quien era minero en Corocoro que también murió, cuando Quispe tenía sólo 18 años de edad. 

”Mi madre era una mujer muy sabia tenía los principios fundamentales del respeto a la vida, del respeto a nuestra naturaleza, a la cosmovisión, era muy creyente de la naturaleza, de las wacas, de las illas, ella me encaminó en la vida de nuestros pueblos”, destacó.

Asumió cargos en su región hasta el 2005. De 2010 a 2012 lo eligieron como Mallku de Industrias Extractivas del CONAMAQ y dede el pasado año es miembro de la CAOI, como representante del Consejo de Ayllus y Markas, por lo que viajó a distintos países del mundo, a eventos donde dijo que “desenmascaró” a Evo Morales, por vulnerar los derechos de los pueblos indígenas.   

El dirigente de la CAOI es el menor de ocho hermanos; de los cuales tres fallecieron. No concluyó sus estudios  y se fue directo al cuartel, y tras salir acabó su formación básica en un Centro de Educación Media de Adultos (CEMA) de El Alto. 

“Estudié solo hasta segundo intermedio porque había que pastear el ganado, porque mi madre estaba sola, había que cocinar y no alcanzaba el tiempo para nada, y de mi ayllu hasta Corocoro se debía caminar una hora. No había cómo estudiar y generalmente hasta ahí no más se estudia en el campo”, recordó. 

Ingresó a la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) para estudiar derecho pero no concluyó, al intentar continuar en la Univalle afirmó que se sintió discriminado, por lo que también dejó su formación académica en esa casa de estudios superiores privada.

Hubo un tiempo en que Quispe fue dirigente de la Asociación de Bares, Cantinas y Restaurantes de El Alto (ASPEBREC) porque su madre abrió un restaurante en la urbe alteña, de la que él se hizo cargo, pero ahora lo dejó por falta de tiempo para atenderlo.

Apoyo de “librepensantes”

Como posible candidato a la presidencia por el frente PVB-IEP para los comicios 2014, Rafael Quispe dijo que se busca junto a la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB) y el CONAMAQ, que los “librepensantes” y disidentes del MAS los respalden para las elecciones de 2014, luego del acuerdo político que firmaron con la expresidenta de la Cámara de Diputados, Rebeca Delgado.

“Lo que quiere la CIDOB y el CONAMAQ es ir ( a las elecciones) y que ellos (los librepensantes y disidentes del MAS) apoyen porque ya tuvieron su oportunidad. La Rebeca (Delgado) apoyó la Ley 222 (de post consulta en el TIPNIS), entonces queremos que ellos nos apoyen, la Rebeca quiere ir primero; entonces qué significa. El CONAMAQ quiere que baya el Rafael y la Rebeca venga de segunda, que nos sigan a nosotros”, señaló.

En una reunión, entre las organizaciones indígenas y los “librepensantes” del MAS se conoció que éstos últimos no apoyaron a Quispe como candidato a la presidencia, sino a Delgado, pero para el dirigente sus detractores ya tuvieron sus oportunidad y ahora es el turno de dar lugar a los indígenas para ser protagonistas.  

“Los ‘librepensantes’ que estaban como el MOP (Movimiento Originario Popular), el MPS (Movimiento Por la Soberanía) quieren que vaya la Rebeca y el Rafael que la siga, los pueblos indígenas siguen por detrás, ese es el tema. Ellos ya no tienen moral para decir esas cosas, la población ya no les cree, quiere ver gente nueva”, afirmó.

La exautoridad del CONAMAQ añadió que las cartas están echadas en la mesa y ahora hay que ver los logros que alcance el brazo político de esa organización indígena porque no es la primera vez que intentan ir a los comicios, según Quispe con ello alcanzar la reconstitución del Qullasuyu.


Valorar esta noticia: 
Average: 1 (1 vote)
LA ENCUESTA DEPORTIVA
¿Quién ganara el partido del próximo domingo?




NUESTROS PROGRAMAS